El demócrata Michael Bloomberg gasta más de 57 millones en anuncios televisivos

En la imagen un registro del exalcalde de Nueva York y aspirante demócrata a la Casa Blanca, Michael Bloomberg EFE/Peter Foley/Archivo

Nueva York, 3 dic (EFE).- El exalcalde de Nueva York y aspirante demócrata a la Casa Blanca Michael Bloomberg se ha convertido en apenas una semana en el segundo candidato que más dinero ha gastado durante esta campaña de primarias, con un desembolso publicitario de más de 57 millones de dólares.

Al magnate billonario, que decidió presentarse a la nominación del Partido Demócrata el pasado 27 de noviembre, solo le supera de momento el también candidato billonario Tom Steyer, que hasta la fecha, y desde julio, ha gastado unos 60 millones de dólares en publicidad.

Sin embargo, Bloomberg sí ha superado en gasto publicitario por semana al expresidente de Estados Unidos Barack Obama, quien hasta ahora ostentaba ese récord.

En la última semana, el empresario ha difundido una serie de anuncios publicitarios, principalmente a través de la televisión, en los que se destaca la postura del candidato con respecto a temas como la sanidad, el control de armas y el cambio climático.

En esos anuncios en los que apela a «reconstruir América», Bloomberg hace hincapié en su éxito en el mundo empresarial y la creación de puestos de trabajo y en su gestión de la ciudad de Nueva York tras los atentados del 11 de septiembre.

Además de la televisión, y según datos de Advertising Analytics recogidos por la CNBC, entre las herramientas publicitarias utilizadas por el candidato destacan los anuncios en motores de búsquedas como Google, donde ha invertido unos 4,1 millones de dólares, y los «spots» en Facebook, donde ha pagado hasta 1 millón de dólares.

Bloomberg, cuya riqueza está calculada por Forbes en unos 54.000 millones de dólares, es un empresario multimillonario y filántropo que decidió presentarse a última hora a las primarias demócratas con el objetivo último de batir al presidente Donald Trump, cuyas políticas califica de «temerarias y poco éticas».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion