El Gobierno argentino cree que la prima de riesgo sube por «incertidumbre política»

El ministro argentino de Hacienda, Nicolás Dujovne. EFE/Archivo

Buenos Aires, 22 abr (EFE).- El Gobierno argentino considera que el alza de la prima de riesgo del país durante la última semana, en la que alcanzó máximos desde 2014 al rondar los 850 puntos básicos, es debido a la «incertidumbre política» por las elecciones presidenciales del próximo octubre.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo en una rueda de prensa que crecen las dudas en los mercados «acerca de cuáles son las propuestas de la oposición» en relación a la economía, y consideró que las del actual Ejecutivo liderado por Mauricio Macri son «muy claras».

La prima de riesgo o riesgo país de Argentina experimenta en los últimos meses una escalada regular pero alcanzó niveles de récord este lunes, al cerrar en 851 puntos básicos, unas cifras que no se registraban desde finales de 2014, con el Gobierno de la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015).

Este indicador, elaborado por JP Morgan, mide el acceso a la financiación con la diferencia que han de pagar los bonos argentinos a 10 años frente a los de Estados Unidos, considerados una inversión segura y con un interés en torno al 2,5 %.

Dujovne aseveró que sus medidas económicas de cara a las elecciones pasan por continuar, de manera principal, con su «programa de reformas de integración al mundo, en búsqueda del superávit fiscal primario el año próximo».

Precisamente la conferencia de prensa que realizó el titular de Hacienda se centró en los resultados en materia fiscal del primer trimestre, para dar seguimiento a la actualización de los objetivos económicos del Gobierno anunciados en octubre pasado, que miraban hacia el equilibrio fiscal en 2019.

El ministro anunció que Argentina tuvo un superávit fiscal primario de 10.347 millones de pesos (243 millones de dólares), un 0,1 % del producto interior bruto (PIB) respecto al primer trimestre de 2018, por lo que es la primera vez en siete años que el sector público nacional no financiero tiene un primer trimestre con superávit primario, según los datos del Gobierno.

Según Dujovne, se sobrepasó la meta trimestral en 13.000 millones de dólares (312 millones de dólares).

Los ingresos del sector público no financiero fueron de 799.526 millones de pesos (18.819 millones de dólares), mientras que los gastos se situaron en 789.179 millones de pesos (18.575 millones de dólares).

La meta del Gobierno para final de año es alcanzar el déficit primario cero y Dujovne comentó hoy que esa es su intención pero que existe la posbilidad de utilizar unos «ajustadores» del acuerdo de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) -relativos a inversiones prioritarias en gasto social- con los que se permitirían llegar al 0,5 % de déficit y cumplir a su vez con la meta.

Los medios argentinos especularon con que la rueda de prensa de Dujovne, programada con varios días de anticipación, tenía que ver con la voluntad del Ejecutivo de calmar a los inversionistas, que acogieron de manera negativa las iniciativas para incentivar el consumo.

Entre ellas, destacan la congelación de precios, tanto de productos de la canasta básica como de energía y transporte, y la oferta de nuevas líneas de crédito.

Preguntado por si el objetivo de equilibrio fiscal queda cuestionado por esas medidas orientadas al consumidor, Dujovne indicó que están «tranquilos con el cumplimiento de las metas».

«El conjunto de medidas que se anunciaron el miércoles pasado el costo fiscal no supera los 10.000 millones de pesos», indicó, al tiempo que detalló que esa cifra corresponde a una parte de la tarifa de gas a los hogares y otra a la tarifas mayorista eléctrica.

Además, se mostró esperanzado de que el Estado aumentará su recaudación en los próximos meses producto de una «muy buena cosecha», ya que se acelerarán las exportaciones de la soja y el maíz.

«Vamos a tener crecimientos de la recaudación por encima de la inflación con el transcurrir de los meses», sostuvo.