El oficialismo boliviano augura «un corto plazo de vida» a la Unasur

Vista general de la antigua sede de Unasur en Quito. EFE/Archivo

La Paz, 22 abr (EFE).- El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, el oficialista Víctor Borda, auguró este lunes «un corto plazo de vida» a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tras los recientes anuncios de países miembros de salir del grupo.

«Unasur tiene un corto plazo de vida, de existencia a nivel latinoamericano», declaró a los medios en La Paz.

El Gobierno de Chile anunció el domingo que ha pedido la opinión del Congreso chileno para efectuar la denuncia del Tratado Constitutivo de la Unasur, como el primer paso para desvincularse del bloque.

Borda lamentó que los presidentes de países como Chile, Sebastián Piñera, y Brasil, Jair Bolsonaro, que junto a Argentina y Paraguay también anunciaron recientemente su intención de dejar la Unasur, «se manejen bajo esa aspiración, esa actitud negativa a nivel latinoamericano».

«Lamentablemente la integración latinoamericana depende de criterios políticos partidarios, de ideologías», comentó al respecto.

El dirigente oficialista subrayó que la Unasur «fue concebida con la idea de buscar una integración latinoamericana», con el objetivo de «potenciar política, económicamente, a los países latinoamericanos».

Otros bloques como el Foro para el Progreso de Suramérica (Prosur), que impulsan Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú en sustitución de Unasur, obedecen «no a cuestiones económicas de integración, sino estrictamente políticas», advirtió el presidente de la Cámara Baja boliviana.

Víctor Borda añadió que Prosur pretende «subordinar la política latinoamericana a los intereses norteamericanos», en alusión a Estados Unidos.

Borda hizo estas declaraciones el día después del anuncio de Chile mientras este lunes el presidente Evo Morales y el canciller de Bolivia, Diego Pary, se encontraban de viaje oficial en Argentina.

La Unasur nació en 2008 como un proyecto progresista impulsado por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y apuntalado por otros líderes regionales como el exmandatario argentino también fallecido Néstor Kirchner, el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, el ecuatoriano Rafael Correa y el propio Evo Morales.

Los únicos miembros de la Unasur que siguen activos son Uruguay, Guyana, Bolivia, Surinam y Venezuela, después de que también Perú, Colombia y Ecuador anunciaran el abandono de un bloque que no ha conseguido elegir un secretario general desde 2017 y no ha vuelto a reunirse por divergencias internas.