La OPS resalta el liderazgo de América en vacunación aunque persisten retos

El jefe de la Unidad de Inmunización Organización Panamericana de la Salud (OPS) Cuauhtémoc Ruíz Matus habla en una entrevista con Efe este viernes durante la XXV Reunión del Grupo Técnico Asesor (GTA) sobre Enfermedades Prevenibles por Vacunación de la OPS en Cartagena (Colombia). EFE/Ricardo Maldonado Rozo

Cartagena (Colombia), 12 jul (EFE).- El jefe de la Unidad de Inmunización Integral de la Familia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Cuauhtémoc Ruiz Matus, dijo este viernes a Efe que el programa de vacunación en América es uno de los más exitosos, aunque persisten retos en el acceso y la confianza en las vacunas.

Ruiz Matus afirmó que la situación en la región fue uno de los asuntos que se discutieron durante la XXV Reunión del Grupo Técnico Asesor (GTA) sobre Enfermedades Prevenibles por Vacunación de la OPS, que durante los últimos tres días reunió en Cartagena de Indias a unos 220 profesionales de 33 países.

El experto destacó que el continente tiene la cobertura más alta de vacunación del mundo y que América es la zona que «más rápido ha avanzado en la introducción de las denominadas nuevas vacunas».

«Somos la región del mundo donde más del 80 % del costo total del programa de inmunizaciones, principalmente en los países de Latinoamérica y el Caribe, vienen de fondos nacionales”, aseveró.

El jefe de la Unidad de Inmunización Integral de la Familia de la OPS explicó que la vacunación en la mayoría de los países de América no depende de donantes ni de fondos externos ya que proviene de “fuentes nacionales”.

También resaltó que América tiene algunos de los esquemas de vacunación más completos y recordó que cuando surgió el programa de ampliación de inmunizaciones, en 1976, en América solo se tenían seis biológicos, que son los de sarampión, Bacilo de Calmette-Guérin (BCG) que protege formas graves de tuberculosos, difteria, tosferina, tétano y polio.

“Hoy hay países como Colombia o Argentina que tienen 21 biológicos que protegen contra 26 potenciales enfermedades prevenibles con vacunación”, dijo.

El científico explicó que el hecho de que en el continente haya una cobertura alta de vacunación no se debe a que existan más enfermedades que en otras zonas del mundo sino que en América se ha disminuido esa cifra gracias a los biológicos.

Ruiz Matus subrayó la importancia de la vacunación como arma para prevenir enfermedades y puso de ejemplo el caso del polio.

“América es una región libre de polio, el último caso de polio se tuvo hace 29 años pero sin embargo tenemos que seguir vacunando porque en otras partes del mundo todavía existe la enfermedad”, añadió.

La inexistencia de una enfermedad en algunas partes del mundo está provocando muchos casos de gente que no se vacuna, pues “no tienen la percepción del riesgo que hay» si no lo hacen.

“En América hemos tenido casos importados de sarampión de personas que salen de la región, que van a otro lugar y regresan infectados, por esto hay que mantener altas coberturas de vacunación”, dijo

En el mundo, la viruela es la única enfermedad completamente erradicada por lo que ningún país usa vacuna contra ella.

Por otra parte, el experto habló del impacto de la crisis de Venezuela en los servicios de salud, que considera que ha generado una disrupción en los servicios regulares y ha afectado las coberturas de vacunación.

No obstante para tratar de guardar la seguridad de la región ha habido un «amplio trabajo» del Gobierno de Venezuela con organismos internacionales, como la OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS), “para tratar de mantener las coberturas elevadas de vacunación en este país”.

Por ello Ruiz recordó que está terminando una gran campaña de vacunación en Venezuela contra el sarampión, la tosferina, el tétano y la difteria.

Por otra parte, el científico señaló que hay dos problemas para el programa de vacunación en el mundo.

El primero es que hay países donde la principal dificultad es el acceso a la vacunación porque “no se tienen unidades de salud donde la gente pueda ir a demandar» este servicio.

«Esto a veces ocurre por accesos geográficos, cuestiones culturales, áreas donde hay conflictos sociales o armados”, añadió.

El otro problema está relacionado con la poca confianza que tienen algunas personas en las vacunas en países como Estados Unidos y Canadá.

“Hay personas que dicen que si ya no hay una enfermedad en su región para qué se vacunan, es decir que no tienen percepción del riesgo. Otros países tienen tanta información, que separar la información verídica de la falsa es muy difícil y entonces se crea la falta de seguridad en las vacunas”, concluyó.

Ricardo Maldonado Rozo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion