Le Maire: El Estado no ha tratado de «frustrar la unión entre Renault y Fiat»

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire. EFE/Archivo

París, 13 jun (EFE).- El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, defendió este jueves el papel del Estado francés en las negociaciones de fusión entre Renault y Fiat Chrysler (FCA), minutos antes de reunirse con el presidente de la compañía, Jean-Dominique Senard.

«La fusión con FCA siempre me pareció una idea interesante, me lo sigue pareciendo, pero siempre he sido claro: dentro del marco de la alianza con el socio japonés», dijo Le Maire en una entrevista con la emisora «France Info».

Al día siguiente de la Asamblea General de Renault en París, donde Senard trató de calmar los ánimos en un momento de tensión en las relaciones con Nissan, el ministro de Economía insistió en que el Estado, principal accionista del fabricante francés junto al fabricante nipón, no se opuso a la operación.

«Nosotros como Estado no nos hemos opuesto a esta operación, simplemente pedimos, viendo que Nissan no daba su acuerdo, cinco días adicionales para examinar una operación de 30.000 millones de euros en capitalización. Cinco días me parece completamente razonable», apuntó.

La retirada en ese momento de la oferta de FCA -una fusión al 50 % con Renault- fue una elección que respeta.

«Pero créame, el Estado no actuará nunca ni bajo presión ni precipitándose en este caso. Mientras el Estado sea accionista de referencia de Renault, jugará completamente sus cartas», dijo.

En la sesión de ayer de la Asamblea General, en la que se ratificó con un 90,88 % de los votos la entrada de Senard en el Consejo de Administración de Renault, el dirigente dijo lamentar que ese proyecto no saliera adelante por las reticencias del Ejecutivo francés, ya que ofrecía oportunidades de «sinergias industriales de primer orden».

La relación entre Le Maire y Senard ha parecido tensarse tras el desencuentro con Fiat, aunque el presidente del grupo ha manifestado en una entrevista en el diario «Le Figaro» su voluntad de que la situación vuelva a la normalidad y que el diálogo entre ambos «sea fluido».

Según el periódico galo, Le Maire habló en su reunión con los japoneses de una posible reducción de la participación del Estado en Renault pero también de Renault en el capital de Nissan, donde retiene el 43,4 %.

«El ministro es libre para decir lo que quiera. Está en su derecho de hablar del futuro de la participación. En cambio, el consejo de administración de Renault es el único soberano para decidir la evolución de las participaciones de la empresa», recrimina Senard en la entrevista, publicada este jueves.

Senard rechazó igualmente que el destino de Renault pueda quedar en manos de Nissan. «Es una línea roja que no podemos cruzar», dijo.

Defendió que la fusión con FCA sigue pareciéndole un proyecto «espléndido» y se mostró apenado porque no haya podido salir adelante.

En cuanto a las diferencias que Renault mantiene sobre la reforma corporativa de Nissan, señaló que encontrarán una solución en los próximos quince días.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion