«Terminator» y un exfiscal general, contra los mapas electorales partidistas

"Terminator" y un exfiscal general, contra los mapas electorales partidistas 

Los exgobernadores republicanos de California, Arnold Schwarzenegger (i), y Maryland, Larry Hogan (d), ofrecen una rueda de prensa frente a la Corte Suprema de Estados Unidos, este martes en Washington. EFE

Washington, 26 mar (EFEUSA).- Luchar contra el trazado partidista de los mapas electorales, conocido como «gerrymandering», es el objetivo que se han propuesto el exgobernador de California Arnold Schwarzenegger y el exfiscal general Eric Holder, que denunciaron hoy esta «amenaza para la democracia» del país.

«Quiero poder decir ‘Hasta la vista, gerrymandering», sentenció Schwarzenegger, en alusión a la famosa frase de «Terminator», uno de los personajes que interpretó durante su pasado como actor, ante un auditorio abarrotado en el Club Nacional de la Prensa en Washington.

Tanto el exgobernador como Holder, que fue fiscal general (2009-2015) durante el mandato del presidente Barack Obama, han desarrollado iniciativas contra esa práctica, desarrollada tanto por políticos republicanos como demócratas, de alterar el diseño de los mapas de las circunscripciones a su favor.

Dependiendo del estado de que se trate, la tarea de elaborar dichos mapas puede corresponder a los legisladores estatales; a una comisión independiente; o a un comité integrado por el gobernador, el fiscal general y el secretario del estado, con lo que en ocasiones puede estar expuesta a los vaivenes políticos.

Schwarzenegger, que gobernó California entre 2003 y 2011, citó al expresidente Ronald Reagan (1981-1989), para calificar ese fenómeno de «antidemocrático y antiestadounidense», y puso como ejemplo la etapa en la que estuvo al frente de ese estado, cuando encabezó esfuerzos para terminar con el «gerrymandering».

En ese sentido, el exgobernador abogó por la implantación a escala nacional de una comisión independiente, como se hizo en California, para terminar con la parcialidad a la hora de dibujar los mapas de los distritos electorales.

«Cuando le quitas el poder a los políticos y se lo das a unos tipos corrientes todo va mejor», opinó Schwarzenegger, quien durante su mandato impulsó que las circunscripciones pasaran de ser establecidas por los políticos a que lo hiciera una comisión independiente.

Y es que, según Holder, hay políticos que recurren a esa trampa para «garantizarse el puesto, ya que nadie les puede desafiar», a lo que el exgobernador republicano precisó que «eso significa que no hay competición y cuando no hay competición hay inacción».

Además, continuó el fiscal general, «el ‘gerrymandering’ impide que la gente se deshaga de políticos con los que están insatisfechos» y les empuja hacia el extremismo y la polarización.

«En consecuencia, hay menos cooperación entre republicanos y demócratas», avisó.

Por este motivo, en opinión de Schwarzenegger, es importante que los votantes elijan a políticos moderados, porque «cuando (los políticos) están más cerca (ideológicamente) es más fácil que trabajen juntos».

El Tribunal Supremo considera este martes los casos de Maryland y de Carolina del Norte, donde se han presentado sendos pleitos contra el trazado partidista de los mapas electorales, tras haber dispuesto en el pasado que le resultaba imposible determinar cuándo este fenómeno se convierte en inconstitucional.

Para Holder, está claro que en algunos casos puede ser «inconstitucional».

Sea como fuere, un cambio del sistema no solo depende de los votantes de hoy, sino también de los de mañana. Por ello, ambos defendieron la importancia de que los jóvenes acudan a las urnas.

«Los milenial no comprenden el poder que tienen en sus manos -reflexionó Holder-. No ejercen ese poder».

«Si los milenial se implicaran y votaran por candidatos contrarios al ‘gerrymandering’ se podría hacer mucho», agregó.

Tanto el exfiscal general como el exgobernador, enumeraron una serie de temas que interesan a los jóvenes, como el control de las armas, la atención sanitaria, la reforma penal y el cambio climático, que «tienen que ver con el ‘gerrymandering’ porque evita que se hagan cosas que importan a la gente».

En definitiva, zanjó Holder, «nuestra democracia está en juego. El tipo de sistema que tenemos, el tipo de democracia que queremos, lo tenemos que decidir entre todos y el ‘gerrymandering’ está dividiendo la nación».