Xi dice que su viaje a Pionyang contribuirá al diálogo en la península coreana

El presidente de China, Xi Jinping. EFE/ Archivo

Seúl, 19 jun (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, asegura hoy en un artículo de opinión publicado en el principal diario norcoreano que su inminente viaje a Pionyang contribuirá a «lograr avances en el diálogo y las negociaciones sobre asuntos de la península coreana» como la desnuclearización.

El artículo se publicó hoy, en la víspera de su viaje de dos días al país vecino, en el Rodong, el principal rotativo de la propaganda norcoreana.

«Contribuiremos activamente a la paz y estabilidad regional y al desarrollo y la prosperidad mediante el fortalecimiento de la comunicación y la coordinación con Corea del Norte y otros actores relevantes para lograr avances en el diálogo y las negociaciones sobre asuntos de la península coreana», afirma Xi en el texto.

El párrafo hace una clara referencia a las negociaciones sobre desnuclearización que Pionyang mantiene con Washington, atascadas desde la fallida cumbre de Hanói de febrero.

En la capital vietnamita, Pionyang abogó por una desnuclearización gradual acompañada del progresivo levantamiento de sanciones, mientras que Washington dijo que no relajaría sanción alguna mientras el régimen no elimine sus programas nuclear, de misiles y de armas químicas y biológicas.

En el artículo publicado hoy, Xi afirma que la intención de Pekín es acabar resolviendo a través del diálogo los «razonables motivos que generan preocupación en el régimen», en una aparente muestra de apoyo para con la propuesta desnuclearizadora de Pionyang.

Las palabras de Xi apuntan a que, con esta visita, China tratará de subrayar ante EE.UU., con quien mantiene una áspera disputa comercial, la gran influencia que tiene sobre Corea del Norte como su principal socio comercial.

Al margen del poder de convencimiento de Pekín para llevar a Pionyang a la mesa de negociación, China, como principal fuente de ingresos para el régimen, tiene la llave para el cumplimiento de las estrictas sanciones que pesan sobre Corea del Norte por sus pruebas de armas y que forman parte de la estrategia de «máxima presión» diseñada por EE.UU.

La visita del gobernante será la primera de un líder chino a Corea del Norte en 14 años y la primera desde que Xi accediera al poder, en 2013, y llega después de que Kim haya viajado cuatro veces a China desde el año pasado, la última vez en enero.