La Premier desangra a LaLiga en el mercado de fichajes: los clubes españoles sufren por la fuga de estrellas a Inglaterra

La Premier desangra a LaLiga en el mercado de fichajes: los clubes españoles sufren por la fuga de estrellas a Inglaterra

El mercado invernal de fichajes ha vuelto a poner en alerta a los clubes españoles, que temen el imparable avance de los equipos de la Premier League en cada ventana de traspasos. Danjuma, Joao Félix y Álex Moreno han sido las últimas estrellas que han caído en las redes de arrastre del los pesqueros ingleses, que acumulan una larga lista de ‘grandes capturas en aguas españolas’.

El desequilibrio de poder económico es claro entre ambas competiciones. Las arcas de los equipos españoles todavía no se han recuperado del todo de los estragos causados por la pandemia, lo que ha convertido a LaLiga en un mercado repleto de chollos para los conjuntos ingleses, que entre los derechos televisivos y las grandes fortunas que atraen reciben el doble de ingresos.

Así se explica un bucle que agranda las desigualdades cada vez más. La Premier absorbe todo el talento a golpe de talonario, mientras LaLiga pierde a las figuras que atraen a inversores y aficionados y se conforman con las ‘migajas’ de los equipos de la liga más antigua del mundo.

El ejemplo claro es el de este mercado de fichajes de invierno, con la fuga de Arnaut Danjuma, Joao Félix, Álex Moreno, los destacados exjugadores del Villarreal (quinto clasificado), Atlético de Madrid (cuarto clasificado) y Real Betis (sexto clasificado) han hecho las maletas para aterrizar en el Tottenham (quinto clasificado), Chelsea (décimo clasificado) y el Aston Villa (undécimo en la tabla de la Premier). De allí, por el momento, solo ha llegado Loic Badé, nuevo jugador del Sevilla, tras una cesión de cuatro meses en el Nottingham Forest (decimoquinto de la liga inglesa) en los que no ha llegado a vestirse de corto.

Pero la alerta sobre esta situación ya había llegado antes a los despachos de los equipos de Primera División, que durante los últimos meses han sufrido las consecuencias de este fenómeno. El historial de salidas es extenso: Casemiro (de un Real Madrid campeón de Europa al Manchester United), Aleksander Isak (de la Real Sociedad al Newcastle), Diego Carlos (del Sevilla al Aston Villa), Gonçalo Guedes (del Valencia al Wolverhampton)o Pervis Estupiñan (del Villarreal al Brighton).

Por contra, las transacciones a la inversa han seguido un patrón muy similar, la mayoría acometidas por Real Madrid y Barcelona, y todas de jugadores libres de contrato. Es el caso de Antonio Rudiger, Marcos Alonso, o Andreas Christensen, aunque el combinado culé si desembolsó una cantidad cercana a los 60 millones por Raphinha.

El mercado sigue abierto hasta el 31 de enero a las 23.59 horas, y se esperan -o temen, en el caso de los equipos de LaLiga- más movimientos entre ambas competiciones. El Villarreal tiembla ante la posibilidad de que a Danjuma se una Nicolas Jackson, tentado por el Borunemouth -especialmente tras la polémica marcha de Unai Emery al Aston Villa en mitad de la temporada-, mientras que en sentido inverso se especuló con el regreso de Aubameyang, ahora en el Chelsea, al Barça, opción totalmente descartada.

Deja una respuesta